| 16/11/2021
Proponen la creaci贸n de una reserva natural en el campo General 脕valos
Se dio inicio al expediente EX-2021-110704329- -APN DGA#APNAC y proponiendo dar prioridad a la gestión de creación de una nueva reserva natural de la defensa en los predios del Ejército Argentino conocidos como Campo del General Ávalos (Monte Caseros, Corrientes).

Fueron enviados 8 informes gráficos que integran un cuerpo de 31 documentos.
La propuesta de proteger la biodiversidad en dicho campo tiene más de 20 años de gestiones desde iniciativas territoriales. Cabe resaltar que hubo gestiones nacionales que no prosperaron: año 2008, ante la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner ( Anexo 2 y 3; IF-2021-110506537-APN-PNEP#APNAC, IF-2021-110511317-APN-PNEP#APNAC ) la que fuera remitida a Cancillería Argentina. Y en el año 2018, ante el Presidente de la APN, Eugenio Breard (Anexo 6; IF-2021-110516149-APN PNEP#APNAC ).

En el último año se destacan las declaraciones de interés público por parte del Municipio de Monte Caseros (Anexo 23 IF-2021- 110520211-APN-PNEP#APNAC) y de la Cámara de Diputados de la Provincia de Corrientes (IF-2021-110535523- APN-PNEP#APNAC) y se renueva la oportunidad de tratar este tema. Esto ha sido visto en reunión con los representantes de la iniciativa junto con el Director Nacional de Conservación, Ricardo Guerra con quien se acordó  el inicio de este trámite.

Estos predios, que están fraccionado en 4 estancias y suman 46.000 ha, han sido evaluados en lo que se refiere a sus valores de conservación y el informe de Adrián Azpiroz (Azpiroz et al. 2010; Anexo 9 ) da cuenta cabal de ello (IF-2021-110540185-APN-PNEP#APNAC). Al respecto, cabe señalar que la Ecorregión del Espinal, con una importante de proporción de selva ribereña, está pobremente representada en el Sistema Federal de Áreas Protegidas y este campo militar podría aumentar sustancialmente su representación al sumar esta área protegida. Entre los rasgos particulares, en esos campos hay poblaciones de la palmera de Bonpland (Butia noblickii) que presenta un endemismo con una restricción geográfica muy acotada y estaría en peligro de extinción según la categorización de UICN. En los elencos de aves, que habitan o pueden habitar en el Campo del General Avalos, se destacan varias especies con diverso grado de amenaza, como el cardenal amarillo que abunda en el Parque Nacional do Espinillo (costa brasilera frente al Campo del General Ávalos). Atento a las informaciones que se cuentan y a la perspectiva positiva que tienen los planteos del uso múltiple en la conservación de la biodiversidad moderna, se plantea que sería efectiva la compatibilidad entre usos de entrenamiento militar, producción sustentable y conservación de la biodiversidad y el desarrollo turístico. De manera que la propuesta de crear una reserva natural de la defensa es, al menos, para hacer una consideración seria.

Cabe señalar que además del valor en si mismo como área protegida, el Campo del General Ávalos tiene
proyección a una escala mayor en la estrategia de sustentabilidad regional tanto en términos de biodiversidad,
producción sustentable y adaptación al Cambio Climático. La necesidad de gestionar al Río Uruguay y sus  ambientes asociados como un Corredor Biológico tiene fundado asidero en el marco de un proceso de
fragmentación de la matriz territorial severo. Los humedales y la selva en galería en las márgenes de ese río y sus
afluentes es una oportunidad que, de no aprovecharse, tendría importantes consecuencias frente a los escenarios de  Cambio Climático.

Esta perspectiva ha sido desarrollada por dos iniciativas: El Corredor Trinacional (Anexo 29; IF-2021-110549800-APN-PNEP#APNAC ) y el Corredor Binacional del Río Uruguay ( Anexos 30 y 31; NO- 2019-07711097-APN PNEP#APNAC, IF-2021-110553891-APN-PNEP#APNAC y EX-2018-67764172- -APN- DGA#APNAC); ésta última impulsada desde el PN El Palmar, desde hace más de 20 años.

En términos de las políticas de integración modernas, los escenarios de complementariedad y cooperación entre los
países han sido destacados para el caso. Al respecto, en varias oportunidades la posibilidad de crear áreas protegidas  transfronterizas se vio como una salida a conflictos agudos como el acaecido entre Uruguay y Argentina por las  pasteras de celulosa. Para nuestro caso, se destaca el trabajo del Movimiento Transfronterizo de OnGs
Ambientalistas que tiene muchos años de amistoso y continuado esfuerzo. Una perspectiva actualizada de esta
cuestión es tratada por Daniel Macías Izeta en el capítulo Medio Ambiente y Desarrollo en la Cuenca del Río
Uruguay (10 años Construyendo Integración Transfronteriza, Comité para el Desarrollo de la Cuenca del Río
Uruguay 2020: 42-45).

Finalmente, el Movimiento Transfronterizo de ONGs Ambientalistas y otras instituciones están organizando una serie de actividades para principios del próximo 2022 y sería conveniente contar con noticias sobre la gestión que se
propone a través de la presente.

Búsqueda Avanzada