| 14/11/2020
Histórico: Los Pumas le ganaron por primera vez a los All Blacks en Australia
Gran actuación el equipo que dirige Mario Ledesma en el debut en el Tri Nations. Derrotaron por primera vez al mejor equipo del mundo del rugby. Fue 25 a 15. Con la fórmula que siempre caracterizó al rugby argentino: mucha garra, defensa, tackles, concentración. Con una figura sobresaliente que fue Nicolás Sánchez quien anotó todos los puntos del elenco argentino, quedando en la historia y por ello entró en los Récords Guinness superando los 21 puntos que había hecho Hugo Porta en el test match ante este rival en el 1985 cuando se le empató en 21. ¡¡¡Histórico!!!

Los Pumas asombraron en su estreno en el Tri-Nations. Luego de más de un año sin jugar, contra los temibles All Blacks y en Australia, derrotaron por primera vez en la historia a Nueva Zelanda, con un claro por 25-15 gracias a un try, seis penales y un gol de Nicolás Sánchez.

La victoria en el Bankwest Stadium de Sydney cortó una racha de 29 partidos (28 derrotas y un empate) ante Nueva Zelanda, el único seleccionado al que los argentinos no les habían podido ganar. Después de más de un año sin jugar, con jugadores que tuvieron que entrenarse en sus casas y recién hicieron el primer entrenamiento con todo el plantel completo 10 días antes.

Los hombres de negro se comportaron muy indisciplinadamente en la etapa inicial, y la Argentina, en cambio, fue ordenada y tuvo mucha vocación ofensiva. Sánchez, apertura de Stade Français, es la figura de un conjunto albiceleste que sorprendió por su prestación en esas condiciones. La actitud y el juego del seleccionado de la Unión Argentina de Rugby impresionaron en Parramatta, ante decenas de hinchas que festejaron un triunfo tan inolvidable como impensado.

El único try de los Pumas nació con una pelota recuperada por Julián Montoya en extrema defensa. El penal le permitió salir del ahogo y a partir de ahí los argentinos enhebraron una acción de 15 fases en la que combinaron control de pelota con atrevimiento en dosis justas y terminó con un sombrero de Sánchez que él mismo recogió para apoyar.

Tuvo un par de llegadas profundas más en ese período la Argentina, una en la primera posesión que terminó con un drop fallado de Sánchez y otra a los 30: una avivada de Tomás Cubelli, quien se filtró en un ruck en mitad de cancha y, tras pase de Bruni, Imhoff fue detenido a centímetros por Richie Mo'unga. Luego del scrum Matera cruzó el in-goal pero (otra vez) Mo'unga le impidió apoyar; la acción, tras un scrum positivo, terminó con tres puntos más de Sánchez.

La efectividad del apertura (cuatro aciertos de cinco envíos en el primer tiempo) le permitió a los Pumas irse al vestuario con ventaja de 16-3. Ese factor también fue clave en la segunda mitad. Sánchez anotó penales al inicio, en la mitad y en el final (éste desde mitad de cancha y para poner distancia de 15)

El apertura terminó con 25 puntos, el máximo de cualquier argentino ante los All Blacks, superando los 21 de Hugo Porta en el empate de 1985 en Ferro. De hecho el máximo que los Pumas le habían marcado a Nueva Zelanda era 24 puntos (en la derrota 46-24 en Nelson en 2018).

Desde el minuto 17 en que Sánchez puso el partido 22-10, enseguida después del descuento de Nueva Zelanda por la vía del line-out y el maul (rubricado por Sam Cane), los Pumas quedaron limitados a defenderse. Fueron más de 20 minutos en que All Blacks atacaba, los Pumas recuperaban, alejaban el peligro y vuelta a empezar. Fueron 20 minutos de puro tackle, entrega y concentración. Recién cuando ya se jugaba tiempo de descuento y la victoria estaba sentenciada llegó el descuento de Caleb Clarke.

Búsqueda Avanzada

24 de noviembre - SOLIDARIA

Eva Duarte 1309 // (03775) 423045

23 de noviembre - LOS AMIGOS

Alvear y El Maestro // (03775) 423030