| 14/07/2020
Facundo, el “superdonante” de plasma
Facundo Ahumada tiene 27 años es de Chajarí y contrajo COVID-19 tras un viaje a Europa. Luego de su recuperación, los médicos le detectaron una cantidad de anticuerpos neutralizantes cuatro veces mayor que otros donantes. Su plasma podría ser clave para la recuperación de casos graves de COVID-19.

En este sentido, y a título de colaboración periodística, Miguel Antonio Benítez, oriundo de Chajarí y de Profesión Enfermero Universitario, radicado en la ciudad de La Plata (BA) dialogó con Facundo sobre esta experiencia y muy gentilmente la comparte con todos los lectores de www.talcualchajari.com.ar

La historia se inicia cuando Facundo regresa de España el pasado mes de marzo, circunstancia que el mismo detalla y cuenta “llegué de un viaje por Europa el 10 de marzo. Antes de mi regreso me comuniqué con mi trabajo avisando que haría una cuarentena preventiva, por aquellos días voluntaria. Además hablé con mi familia avisando que realizaría la cuarentena y que en todo momento me consideren un infectado. Más allá de todas estas medidas personales preventivas, yo viaje asintomático solo con la tristeza de volver de un lindo viaje. Durante el vuelo vi personas con tos y síntomas de resfrío y me dio un poco de temor. Al llegar me saludé a la distancia con mi papá, suspendí los asados con mis amigos y me aislé en mi cuarto en la casa de mis padres, donde vivo” explicó.

“Al cuarto día de cuarentena aparecen los primeros síntomas que fueron dolor de cabeza intenso y fiebre. Llame tres días seguidos al 148 pero mis síntomas no eran compatibles con los protocolos oficiales. Me acerque por mi cuenta al Hospital Militar el 17 de marzo y al llegar me aislaron en una habitación y en un primer momento me realizaron un hisopado en búsqueda de otras enfermedades respiratorias, descartadas esas enfermedades y confirmado mi positivo para coronavirus comencé a transitar mis 14 días de internación durante los cuales atravesé un principio de neumonía, pero inmediatamente fui tratado con antibióticos”

La pregunta que inmediatamente aparece es, cual es la posibilidad que se presenta para ser donante de plasma y Facundo dice “los primeros días de abril y luego de un segundo hisopado negativo me dan el alta médica y me comunican la posibilidad de ser donante de plasma, que lo vaya pensando, ya que luego del alta tenía que estar otros 15 a 20 días en casa, sin síntomas y sin una re-infección. Pasados esos días me acerque a donar y cuando donas, hemoterapia analiza la concentración de anticuerpos, ya que el nivel de anticuerpos es un criterio indispensable para ser donante, y al analizarla me comunican que mi sangre contiene una concentración cuatro veces mayor de anticuerpos neutralizantes para coronavirus. Medio litro de mí plasma está siendo estudiada en Córdoba para estudios de una posible gammaglobulina inyectable” detalló.

¿Cuánto llevas donado, los anticuerpos van a disminuir en algún momento?

“Llevo tres litros donados, los especialistas me han dicho que por la cantidad de anticuerpos que tengo hoy es casi imposible que me re-infecte, pero no se sabe a ciencia cierta cuánto tiempo puede durar en nivel alto y qué pasará con el contacto con las nuevas cepas del virus. Algo que no me gustaría experimentar nuevamente por lo cual cuando salgo de mi casa lo hago con barbijo, mascarilla y todos los cuidados”

Es innegable preguntar cómo te sentís con tu nuevo rol social “es un momento que no sólo se vive en el país si no a nivel mundial y que nadie esperaba. A mí me tocó vivirlo particularmente como uno de los enfermos y ahora recuperado, no hay nada más lindo que poder aportar mi granito de arena. Todo esto lo tomo con mucha responsabilidad social, no soy ningún superhéroe, soy uno más y muy afortunado de poder ayudar”

Y Facundo, en el final de la nota, deja un mensaje para toda aquella gente que está enferma o soportando el aislamiento y dice “entiendo que hay mucha gente que no la está pasando bien pero hay que tener paciencia, la cuarentena es la única herramienta con eficacia que tenemos a nivel mundial. Nuestra casa es la única pared que tenemos blindada contra el virus. Por lo menos hasta que parezca una cura o un tratamiento efectivo”.

Y agrega “hay que animarse a donar, al menos una vez, si todos los recuperados que ya superan los treinta mil donásemos, ya superaríamos la cantidad de contagiados porque cada donación ayuda a cuatro personas”.

“De esta no nos queda otra que salir juntos, una batalla que estoy seguro que la vamos a ganar, en Argentina de alguna u otra manera siempre salimos adelante. Lo que más nos tiene que preocupar hoy es la salud del pueblo argentino” finalizó diciendo.

 
Fuente: Miguel Antonio Benítez - Tal Cual Chajarí

Búsqueda Avanzada

11 de agosto - 4 SOLES

Colón 498 // (03775) 424682

10 de agosto - SAN ROQUE

Alvear 1701 // (03775) 422301