| 06/04/2019
"Agustín nunca aflojó, siempre luchó y fue tras su sueño"
Tras 10 años de lucha, constancia y el anhelo por cumplir un sueño, el co­rren­ti­no Agus­tín Oban­do, de 19 años de edad, ten­drá su es­tre­no ofi­cial con la ca­mi­se­ta de Bo­ca Ju­niors es­ta no­che an­te Al­do­si­vi en Mar del Pla­ta. Gabriela Ponce, la mamá de la joven promesa del fútbol argentino. Recordó los esfuerzos de la familia para que Agustín llegue a primera y su decisión a los 9 años de pertenecer al club de la mitad más uno

“Venimos hace dos días sin poder dormir ni comer, por este día tan anhelado para Agustín”, fueron las primeras palabras de Gabriela Ponce, la madre de Agustín Obando durante una entrevista con radio Sudamericana, este sábado, en la previa del debut del juvenil ante Aldosivi en Mar del Plata donde se disputará una nueva fecha de la Superliga 2018/19.

Orgullosa de los logros de su hijo, recordó “Vinimos con Agustín y sus dos hermanos a Buenos Aires, cuando tenía 9 años. Antes, él iba a la escuelita de Robinson en Monte Caseros. Juan Corona, un captador de jugadores había llegado a la ciudad. Justo entrenaba la categoría de Agustín, había probado y había quedado en River pero nunca voy a olvidar que al salir del club me dijo, ‘quedé mamá, pero no me voy a quedar en River’”.

“El 7 de diciembre de 2009 vinimos a Buenos Aires, jugó 25 minutos y quedó en Boca. En ese momento, tenía que volver a Monte Caseros y esperar el llamado. Hicimos una vida normal hasta que llegó el llamado que tenía que presentarse”, prosiguió.

Compartiendo la idea de que, por más sacrificio y lucha, nadie asegura que un jugador llegue a primera sostuvo, “Esto es fruto del amor, la entereza, que siempre puso Agustín para llegar a donde está hoy, a pesar de las cosas que tuvo que pasar me decía siempre ‘no mamá, vamos a quedarnos, hay que seguir’”. Durante varios años la familia estuvo dividida, Andrés Obando, el padre de familia, trabajaba en la ciudad de Monte Caseros mientras Agustín, su madre y hermanos estaba radicados en Buenos Aires.

Hoy la familia volvió a estar unida y son un gran apoyo para el joven que sigue persiguiendo sus sueños xeneizes. Contó que en la mañana de este sábado fue la última vez que hablaron con Agustín, “nos sorprende su tranquilidad, él lo vive y disfruta de otra manera. Todos estamos muy emocionados y ansiosos”, cerró.

Fuente: Radiosudamericana

NOTICIAS RELACIONADAS
• La familia de Obando expresó su alegría a través de las redes sociales
Búsqueda Avanzada

25 de abril - LOS AMIGOS

Alvear y El Maestro // (03775) 423030

24 de abril - DEL ESTE 1

Colón 925 // (03775) 422335