Moreno | 31/01/2019
Un jubilado sufrió dos robos en un día y terminó asesinado
Entraron a su casa de Moreno, se fue a hacer la denuncia y cuando volvió se encontró otra vez con ladrones: lo mataron.

Cuando Luis Agustín Miño (66) pidió ayuda a su vecino eran las 22.40. Al menos tres personas habían entrado a robar a su casa de Lomas del Mariló, en Moreno, y le habían pegado en la cabeza. Se habían llevado un celular y 7 mil pesos. Todo parecía haber terminado en un mal momento y nada más, pero empeoró.

Miño pidió ayuda a su vecino para ir a hacer la denuncia a la comisaría 2° de Trujui, pero a mitad de camino pincharon una rueda y tuvieron que regresar.

Alrededor de las 23 el jubilado regresó a su casa  sin poder haber hecho la denuncia ante la Policía. Intentó llamar a una de sus nietas pero no logró hablar con ella ni contarle lo que había ocurrido.

Al día siguiente uno de sus hijos fue a visitarlo y se encontró con la peor escena: su padre estaba muerto, tirado sobre un charco de sangre. La casa había sido revuelta y desvalijada. Habían entrado a robarle otra vez para llevarse el televisor y otro celular. Y su vida.

Los investigadores sospechan que la víctima podría haber tenido más dinero escondido y los asaltantes regresaron a buscarlo.

Una de las hipótesis es que Miño se resistió al primer robo y que, al irse a hacer la denuncia, los asaltantes regresaron por el resto del botín. Pero como regresó antes de tiempo, quizás los encontró y se enfrentaron. También investigaron a una mujer que lo frecuentaba pero aún no han identificado a los responsables del hecho. 

Los investigadores esperan el resultado de la autopsia para determinar qué pudo haber ocurrido con la víctima. "A simple vista tenía marcas defensivas compatibles con un forcejeo, golpes en el rostro y puñaladas".

Fuente: Clarín

Búsqueda Avanzada

22 de febrero - SAN ROQUE

Alvear 1701 // (03775) 422301