| 17/10/2018
Octubre Rosa: Nos impactó la respuesta de la comunidad
La bioquímica Griselda Pantanetti, integrante del Rotary de Monte Caseros, dialogó con nosotros sobre el proyecto “Octubre Rosa”.

-¿Cómo surgió la idea del proyecto “Octubre Rosa”?

Noemí Jara, Zully Budini y yo ingresamos éste año al Rotary. Queríamos hacer algo que sea representativo de la mujer. Es la primera vez que hay mujeres en el Rotary Club de Monte Caseros.

La rueda femenina son las esposas de los rotarios pero mujeres rotarias no había en éste club, si en otras ciudades y países. Por ejemplo yo fui becaria del Rotary, en el 2000 fui a Colombia, ahí me encontré que había un montón de mujeres rotarias, participaban activamente y tenían determinadas funciones.

-¿Cómo funciona el Rotary?

Es una ONG que tiene muchos años y cuyo trabajo más importante fue la lucha contra la polio. Se propuso erradicar la polio, destinó fondos a eso y prácticamente se ha erradicado la enfermedad, solo quedan dos países con casos pero es porque la gente que va a vacunar a veces no puede ingresar por conflictos bélicos.

También trabajan en otras áreas como desarrollo sustentable, infancia y maternidad, prevención de ésta patologías crónicas y agudas. Por otra parte trabaja mucho para que la gente tenga suministro de agua potable, que a nosotros nos parece normal abrir la canilla pero hay lugares donde no tienen ese servicio.

-En nuestra zona se conoce el trabajo del Rotary en la llegada del gas natural…

Rotary ayuda en proyectos que después tienen que permanecer en el tiempo y que la comunidad se apropie de ellos.

Así fue como hicieron las gestiones para el gas natural y consiguieron en Curuzú Cuatiá, desde acá también lo generaron, fue un trabajo conjunto. La estación de gas de Curuzú Cuatiá tiene el nombre de un rotario.

En realidad es un club que hace gestiones, ayuda a que puedan realizarse ciertas actividades, no es beneficencia.

-¿Hay un cierto preconcepto sobre el Rotary sobre que es una institución para una elite o un grupo determinado?

Antigüamente puede ser pero ahora no es así. Nosotros no somos de ninguna elite, somos toda gente común, trabajadores, profesionales. Rotary trata que entre sus miembros haya integrantes de una o dos profesiones u oficios que representen a la comunidad, no que sean todos abogados, todos médicos, buscar una heterogeneidad.

-¿Cómo surgió la idea de “Octubre Rosa”?

Escuché el año pasado que en Uruguay que el club rotario de Bella Unión, había realizado unas jornadas y regalaron unos corazones terapeúticos para las mujeres operadas de cáncer de mama, porque deben sacarle la mama, los ganglios y les sirve para relajar el brazo, descansar, eso no les molesta, no les duele la cirugía y  no andan con el brazo colgando.

Me pareció muy interesante. El año pasado sobre cáncer de mama en Monte Caseros fue publicada la información sobre la fecha pero no hubo ninguna actividad.

Cuando ingresamos al Rotary les dije a las chicas que me gustaría replicar lo de Uruguay.

Empezamos a armarlo, le contamos al resto de los integrantes del club, les pareció muy bueno y todos nos pusimos a trabajar en ésto.

En junio fuimos a la conferencia internacional del Rotary en Foz de Iguazú, en uno de los pasillos había una mesa llena de corazones. Yo leí como eran, porque están normatizados. Primero lo hicieron en Estados Unidos y después lo replicaron unas enfermeras en toda España.

El almohadón es un regalo. Está normatizado para que cumpla la función, no es que hago cualquier corazón de cualquier forma, tela o relleno. Tiene una densidad específica, cuantos gramos de vellón silocanado y me lo regalaron para que lo pudiera replicar acá.

Empezamos a armar el proyecto. La campaña está dividida en dos partes, una era los corazones solidarios, hacer éstos corazones para regalar. La segunda parte es el proyecto “Octubre Rosa”.

La idea era en el mes de octubre trabajar con charlas, estimular a la comunidad que adorne sus vidrieras, ver si el municipio se adhería.

-¿Consideran que la gente se sumó a la campaña?

Si, a mi me parece que hacía falta solo el puntapié inicial porque la gente se prendió. Es un tema muy sensible a toda la comunidad porque una de cada ocho mujeres a lo largo de su vida va a padecer cáncer de mama…

Uno piensa que no le va a tocar pero lamentablemente no se puede prevenir, uno puede trabajar para hacer una vida sana que va a ayudar a la prevención de otras patologías. En cierta forma no está comprobado que con una vida sana, actividad física, voy a prevenirla, pero eso ayuda a que nuestro sistema inmunológico esté fuerte y que el organismo pueda responder ante una célula mala eliminándola.

No sabés ni siquiera si te va a tocar porque solo el 25 % es heredo familiar, el resto no. Es algo que está en nosotros, que en algún momento se puede despertar y no sabemos cuando.

Lo que nosotros podemos hacer es tratar de estar preparados si se llega a presentar, el mejor método de prevención es la detección temprana, porque cuanto antes lo descubras es más rápida la curación, se cura si lo agarrás a tiempo se cura, si no se trata.

Nos interesaba el tema, queríamos movilizar a las mujeres porque es muy bajo el porcentaje de mujeres que se hace los controles ginecológicos y mamografías. No saben en que momento de su vida tienen que hacerlos o por qué.

Nos pareció importante armar toda ésta serie de charlas, sensibilizar a la comunidad.

El tema de los corazones fue como un gancho para empezar a hablar… Todos tenían a alguien que estaba pasando por eso, tía, hermana, madre…

Pensábamos hacer algo chiquito pero fue creciendo por la respuesta de la comunidad. A nosotros nos impactó el día del desfile la cantidad de chicos con globos rosas, docentes con pañuelos rosa, me emocioné porque la gente está tomando conciencia.

-El 19 de octubre realizan una jornada en la casa del bicentenario

Es una jornada que estará a cargo de varios profesionales, en realidad será un panel con cinco profesionales y dos personas que tuvieron cáncer o están en tratamiento.

A lo largo de ésta campaña nos fuimos contactando con gente que estaba con la enfermedad, que la había tenido o superado, fue donde más aprendimos porque el médico te da la parte técnica pero era muy rica la charla con las personas que habían pasado por ésta enfermedad, te demostraban como habían enfrentado eso en su vida cotidiana, porque si mañana te dicen que tenés cáncer de mama, es como que se te cae el mundo.

Ellas nos iban contando como manejaban el tema con sus familiares, como trataban de estar bien porque veían el sufrimiento de sus familiares. La mujer es el pilar de la familia.

En la charla estarán la Dra. Bello, una oncóloga que trabaja con el Dr. Batagelj que nos dio una charla el 1 de octubre, ahora se encuentra en Alemania, Virginia Rodríguez, especialista en cirugía, una técnica que se encuentra a cargo del mamógrafo del hospital, va a explicar como funciona el servicio, la Dra. Albana Rotela, hablará sobre FUNONCOR, y como paciente oncológica desde el 2016 y Carmen Morales que tuvo cáncer de mama, lo superó y sigue su recuperación.

La coordinadora es la Dra. Alicia Monzón. El cierre musical será de otra de nuestras heroínas, es Hilda Cáceres que es un poco tímida así como está en tratamiento no sabemos si va a animar a contar.

-Luego ¿cómo continuará?

El 20 de octubre tenemos Zumba en la costanera y el viernes 26 en el IFD Cárcano, una doctora hablará sobre la importancia de la alimentación y actividad física.

Pero la gente sigue pidiendo charlas, por ejemplo en Juan Pujol, Colonia Libertad, no queremos que se termine en octubre.

El Dr. Batagelj nos contactará con una ONG así trabajamos con pacientes, talleres de contención, para poder traer profesionales en la parte de cuidados paliativos. La gente nos trae ideas y nos da ganas de seguir trabajando.

Somos pocas por eso invitamos a todos los que se quieran sumar. Actualmente entregamos 10 almohadones, una tanda nos la hizo Carmen Morales, otra colaboró el concejal José Rivero, la idea es que la gente que quiera hacer los almohadones tome la idea.

La escuela técnica “Fernando Erro” está colaborando, especialmente las chicas de peluquería con las mechitas de pelo, queremos ofrecerles a la parte de costura para ver si desean tomarlo como un proyecto.

Nosotros tenemos almohadones y pueden venir a buscarlos, la gente puede ayudar con material también.

Para retirar o colaborar con la confección puede contactarse a los teléfonos: 413875, 494736, 449210 o al correo quichi18@gmail.com

NOTICIAS RELACIONADAS
• Actividades en el mes de prevención del cáncer de mama
Búsqueda Avanzada