| 10/10/2018
En un barrio goyano hallaron un oso melero
Un ejemplar de oso melero (sería hembra) fue hallado esta mañana en una zona urbana de Goya, a metros de un CIC. El animal fue capturado por Juan Carlos Peña, quien pertenece al área de Medio Ambiente de la comuna. La osita será trasladada en las próximas horas a una reserva provincial

Fuente: Radio Dos

Los Osos Meleros también son conocidos como Oso Colmenero, Oso Mielero, Tamanduá, Tamandú, Oso Hormiguero de Collar, Oso Hormiguero Chico, entre otros. Estos nombres varían según el lugar geográfico donde se encuentre al animal.

Éste animal es pariente cercano del Oso Hormiguero gigante. Es mucho más pequeño, puede alcanzar una longitud total de 1 a 1.5 m aproximadamente.

El pelo del cuerpo es corto, tupido y suave. Posee dos colores, amarillo claro y negro (la tonalidad y la intensidad varía según el individuo y la región donde habita). Este último rodea el cuerpo por detrás de los hombros formando un chaleco o collar, de allí el nombre común de Oso hormiguero de Collar. Esta característica puede estar ausente en algunas poblaciones.

Sus extremidades son cortas y robustas con una buena musculatura, característica esencial para especies de hábitos arborícolas como el Oso Melero. Su cola larga, prensil y sin pelos en la parte inferior, también le ayudarán a sujetarse de las ramas y troncos de los árboles.

Su hocico es largo, tiene boca pequeña y carece totalmente de dientes. Posee una lengua de casi 40 cm de largo con gran movilidad que le permite capturar a sus presas. Además, tiene unas glándulas submaxilares, que ocupan casi la totalidad del cuello por ambos lados, que proveen a la lengua de una sustancia viscosa sobre la que quedan adheridos los insectos.

Su nombre científico nos indica que estos animales poseen cuatro dedos. Cada uno de ellos presenta garras muy desarrolladas, en particular las del tercer dedo, con forma de gancho. Esta característica le permite aferrarse a los árboles donde habita, defenderse frente algún peligro y destruir las estructuras coloniales de los insectos de los cuales se alimenta.

COMPORTAMIENTO y REPRODUCCIÓN

El Tamanduá es de hábitos solitarios y su mayor actividad la realiza al atardecer pero también se lo puede encontrar activo a plena luz del día. En busca de alimento, esta especie puede bajar de los árboles y trasladarse por tierra grandes distancias. Para refugiarse utiliza tanto cuevas que se encuentran en el suelo (madrigueras de otros mamíferos) como huecos de troncos en altura.

Frente a posibles predadores, esta especie se coloca sobre sus dos patas traseras y se sienta sobre su cola que la utiliza como una tercera pata permitiéndole así el equilibrio necesario para exhibir sus brazos con las garras extendidas. De esta manera, podrá defenderse con zarpazos muy potentes. Otra característica que le permite ahuyentar a los intrusos es la emisión desde sus glándulas anales de un desagradable olor.

Las hembras de Oso melero sólo paren una cría después de 4-5 meses de gestación. Éstas pueden viajar sobre el lomo de la madre por varios meses o hasta el año de edad. Desde este lugar, podrá ir aprendiendo dónde refugiarse frente al peligro y cuáles son los hábitos de alimentación.

CONSERVACIÓN

Su estado de conservación es amenazado.

Las amenazas que afectan a esta especie son:

- La destrucción y fragmentación del hábitat, donde la deforestación y el avance de la frontera ganadero- agrícola produce una importante reducción del hábitat. Asimismo, la fumigación de cultivos contra insectos reduce la principal fuente de alimentación del Oso Melero.

- La comercialización de ésta especie como mascota por su aspecto amistoso y cálido. Los Osos Meleros, como cualquier especie silvestre, no encuentran en las casas de familia las condiciones adecuadas para su supervivencia.

- En menor medida, la cacería.


Fuente: Fundación Temaikén

Búsqueda Avanzada

16 de octubre - SOLIDARIA 1

Eva Duarte 1309 // (03775) 423045