| 05/08/2018
Antes de la cumbre del G20 Mauricio Macri llegará el martes a Colombia
El Presidente decidió bajar sus salidas al exterior y volcarse más a la política interna de cara a la campaña para 2019.

En materia de viajes, una de las mayores "incomodidades" que se le están presentando al jefe de Estado de Argentina es que no cuenta con avión presidencial para moverse. Eso lo obliga a subordinarse a horarios de la aviación comercial y a otros inconvenientes.

Esa situación se dará esta semana cuando viaje a Colombia para acompañar a Iván Duque en su asunción como sucesor de Juan Manuel Santos. Los colombianos son hoy fuertes aliados de Argentina, que tiene incluso una delegación humanitaria de Cascos Blancos apostada en la frontera con Venezuela para ayudar a los expulsados del régimen de Nicolás Maduro. El viaje a Bogotá del martes 7 para saludar a Duque será de seis horas de ida por vuelo comercial, estará allá no más de cuatro, y volverá otras seis.

El 15 de agosto, el presidente también prometió su presencia en Paraguay para estar en la asunción de su nueva colega Mario Abdo. Precisamente el paraguayo, apodado "Marito", es a quien le tocará hablar antes de Macri el próximo 25 de septiembre en Naciones Unidas.

Mauricio Macri decidió concentrar sus viajes en lo posible dentro del país. De hecho, ya ha recorrido bastantes kilómetros en el extranjero mostrando su plan de Gobierno, y cree que su política exterior es lo que mejor cotiza en el exterior más allá de los traspiés en materia económica. El Presidente está viajando cada vez menos fuera del país y en el año de campaña electoral que se viene en 2019 se espera que lo haga de manera aún más limitada para dedicarse a la política interna y a la campaña.

Tanto es así que Macri se negaba ante su círculo íntimo a viajar este año a la Asamblea de las Naciones Unidas, que el 25 de septiembre comenzará el debate de su sesión número 73. La falta de entusiasmo con este viaje desató un trabajo intenso en sentido contrario de sus asesores más cercanos. Ante este foro tan emblemático había ido sólo en su primer año de gobierno, en 2016, y ya en septiembre del año pasado envió a la vicepresidente Gabriela Michetti a representarlo.

Argentina es el país presidente y sede de la cumbre del Grupo de los 20 de 2018. Sus jefes de Estado y de Gobierno estarán en Buenos Aires el 30 de noviembre. Si se estima que en septiembre de 2019 Macri no viajará a la ONU porque faltará sólo un mes para las presidenciales de octubre, no es posible que se ausente esta vez, le dijeron. Así fue como lo convencieron: Macri viajará a Nueva York donde ya tiene su turno para dar el discurso: será el 25 de septiembre, cerca de las cuatro de la tarde, unas horas después de que lo haga Donald Trump. Así confiaron fuentes de Presidencia a Clarín. Fue el canciller Jorge Faurie quien avisó al embajador Martín García Moritán que active esa visita a Nueva York.

Será una comitiva reducida al menos por ahora: el ministro Faurie, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el vocero Ivan Pavlovsky. En los próximos meses, posiblemente se sumen legisladores. Por ahora se desconoce si le armarán una agenda por fuera de las actividades de la ONU, que incluyen una cena con el presidente Trump y un almuerzo con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Macri no puede estar ausente de la ONU si es el anfitrión de la cumbre del G20. En esa condición ya asistió al G7 de Canadá, este año, y a la reunión de los BRICS, en Sudáfrica.

Tampoco tiene una situación fácil de cara al fuerte enfrentamiento internacional por la embestida proteccionista de Trump. Macri está del lado de los multilateralistas pero no lo quiere enfrentar a su aliado. La revista Spiegel reveló estos días el "Plan anti Trump" de Alemania, antiproteccionista, al que quiere sumar a la Argentina entre otros países.

Fuente: Clarín

Búsqueda Avanzada

15 de agosto - SAN ROQUE

Alvear 1701 // (03775) 422301