| 03/08/2018
Bomberos correntinos también pidieron por recursos adeudados y la ley 25.054
Voluntarios de San Roque, Mocoretá y Caseros participaron del abrazo simbólico  al Congreso de la Nación, mientras que sus pares de varios cuarteles se sumaron con el toque de sus sirenas. Así manifestaron su preocupación por pagos pendientes y una propuesta para modificar la legislación vigente.

Ante la necesidad de hacer pública su preocupación por los recursos que la Nación les adeuda a asociaciones de bomberos voluntarios de diferentes lugares del país y los efectos negativos que podrían generarles determinadas modificaciones a la ley 25.054, ayer se desarrolló una cruzada que incluyó un abrazo al Congreso nacional y el toque de sirenas en los cuarteles. Corrientes también participó de ambas acciones.

“Vinimos un grupo de San Roque, Mocoretá y Monte Caseros, en total somos unos 20. Participamos de este acto pacífico en el cual solo hubo toque de sirena, aplausos y un discurso del presidente del Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios, Carlos Alfonso”, contó ayer a El Litoral la presidenta de la Asociación de Bomberos sanroqueños e integrante de la Federación Correntina, Emilia Francini, al ser consultada sobre el “abrazo simbólico” al Congreso de la Nación.

Después brindó detalles sobre los motivos de la manifestación pacífica.

“Del presupuesto del 2017 quedó un excedente que la Superintendencia de Seguros de la Nación debe distribuirlo entre todas las asociaciones que cumplieron con las rendiciones y otros requisitos establecidos por la normativa vigente. Eso no se concretó”, explicó Francini. Al mismo tiempo, estimó que esos fondos adeudados representarían al menos $300 mil para cada cuartel.

Pero además de ese ítems, los bomberos de todo el país plantean que se revea la reducción del presupuesto nacional destinado para el sector y que el Gobierno nacional no avance con un proyecto de modificación de la ley 25.054. Considerando en este punto que el cambio implicaría también que los bomberos voluntarios dispongan de menos recursos.

Cada una de las cuestiones planteadas genera preocupación en las asociaciones que funcionan en distintos puntos del país, en especial, por “la falta de respuesta de la autoridad de aplicación -Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad de la Nación- frente a los diversos reclamos que desde hace dos años venimos realizando”, aseveraron desde el Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios.

Con respecto a los pasos a seguir, Francini indicó que “ojalá alguien nos haya escuchado para así comenzar a dialogar con las autoridades del Estado. Si persiste el silencio, seguramente se analizarán los pasos a seguir”.

No solo son números

La falta de pago de los fondos asignados que les corresponden a los cuarteles tiene un gran impacto en los cuarteles donde voluntarios están al servicio de la comunidad.

“Por ejemplo, nosotros necesitamos adquirir una nueva autobomba que tenga una cisterna con seis mil litros de capacidad para ser más eficientes, porque la actual es de solo 1.500 litros”, explicó Francini, y recordó las dificultades que tuvieron días atrás cuando se incendió una vivienda.

“Tuvimos que hacer tres viajes porque no nos alcanzaba el agua”, contó.

En tanto, el presidente de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Empedrado, Emanuel L’Abbate, en diálogo con El Litoral expresó que si bien ningún integrante pudo viajar a Buenos Aires, “acá también a las 10.30 hicimos sonar la sirena”. En este punto, afirmó que “todos, independientemente del lugar donde prestemos servicios, estamos preocupados”.

“Del remanente que nos adeudan, estimamos que a nuestra asociación le correspondería cerca de $400 mil. Pero además estamos aguardando que nos envíen los recursos correspondientes a este año, que sería aproximadamente $1.040.000”, detalló. No obstante, aclaró que el abono de los recursos de ese último ítem vencería en septiembre.

“Son fondos transcendentales para nosotros. Por ejemplo, necesitamos ir comprando la indumentaria para los integrantes del cuerpo activo, que incluye una serie de elementos de protección. Ese equipamiento se debe renovar sí o sí cada cinco años y el costo por cada voluntario es de unos $60 mil”, subrayó L’Abbate.

Así, al igual que los casos citados, en más de 30 poblaciones correntinas los bomberos voluntarios se manifestaron ayer en forma pacífica para pedir que les abonen los fondos adeudados y que no se recorten los recursos que deben recibir.

Fuente: El Litoral

Búsqueda Avanzada

15 de octubre - LOS AMIGOS

Alvear y El Maestro // (03775) 423030