Niños mutilados en ritual | 11/01/2018
Testigo clave confirmó que las víctimas serían de Corrientes
Habrían sido engañadas con la ilusión de dar un paseo en Brasil. Investigadores de ese país tendrían la certeza de que los mutilados se dedicaban a la pesca o al ganado. Quien habría secuestrado o intercambiado a los niños por un camión robado es el prófugo argentino.

Las in­ves­ti­ga­cio­nes por el ca­so de des­cuar­ti­za­mien­to de dos her­ma­ni­tos en un ri­tual sa­tá­ni­co en tie­rras bra­si­le­ñas, lle­va­ron a la de­cla­ra­ción de un tes­ti­go cla­ve quien ase­gu­ró que los pe­que­ños sa­lie­ron de Co­rrien­tes.

“Pa­ra quie­nes no te­ní­an qué co­mer, el anun­cio era un pa­ra­í­so” fue unas de las fra­ses que uti­li­zó. “Fue­ron con la ilu­sión de dar un pa­seo por Bra­sil, con mu­cha co­mi­da y di­ver­sión” ha­bría ma­ni­fes­ta­do se­gún lo in­for­mó el por­tal Jor­nal NH de No­vo Ham­bur­go, el cual tam­bién con­sig­nó el po­si­ble iti­ne­ra­rio por el cual pu­die­ron atra­ve­sar las víc­ti­mas des­de su cap­tu­ra has­ta su sa­cri­fi­cio.

Es que los in­ves­ti­ga­do­res bra­si­le­ños pa­re­cen te­ner la cer­ti­dum­bre de que los her­ma­nos, un ni­ño de en­tre 8 y 9 años y una ni­ña de en­tre 10 y 12, son oriun­dos de Co­rrien­tes, don­de fue­ron se­cues­tra­dos o in­ter­cam­bia­dos por Jor­ge Adrián Al­ves, el hom­bre de na­cio­na­li­dad ar­gen­ti­na que apa­re­ce en el lis­ta­do de im­pli­ca­dos y que aún per­ma­ne­ce en con­di­ción de pró­fu­go.

Jor­nal NH con­sig­nó que el mis­mo tes­ti­go cla­ve in­di­có que las víc­ti­mas pro­vie­nen de un “lu­gar de Co­rrien­tes don­de los na­ti­vos tra­ba­jan por 5, 10 o 15 re­a­les por dí­a, prin­ci­pal­men­te en ac­ti­vi­da­des vin­cu­la­das a la pes­ca en el río Pa­ra­ná o a la crian­za de ga­na­do”.

So­bre esas de­cla­ra­cio­nes se ba­san los in­ves­ti­ga­do­res bra­si­le­ños pa­ra te­ner co­mo pis­ta fir­me a nues­tra pro­vin­cia. El por­tal del ve­ci­no pa­ís se­ña­ló que los ni­ños fue­ron en­ga­ña­dos con el pre­tex­to de dar un pa­seo en Bra­sil, tras lo cual fue­ron lle­va­dos has­ta No­vo Ham­bur­go, don­de los es­cla­vi­za­ron al me­nos un día an­tes de ser trans­por­ta­dos a Gra­va­ta­í, otro mu­ni­ci­pio del es­ta­do de Río Gran­de Do Sul, ubi­ca­do a po­cos ki­ló­me­tros de Por­to Ale­gre.

En con­tra­par­ti­da a es­tas re­ve­la­cio­nes, el pun­to so­bre el cual aún no se pue­de te­ner in­for­ma­ción cier­ta re­fie­re a cuán­do se ha­bría lle­va­do a ca­bo el tras­la­do de los ni­ños. Por eso, des­de el pa­ís ca­rio­ca se tra­za­ron co­mo es­tra­te­gia re­vi­sar los pa­sos fron­te­ri­zos que Al­ves pu­do ha­ber uti­li­za­do en el úl­ti­mo año y me­dio.

So­bre Al­ves pe­sa una or­den de pri­sión pre­ven­ti­va por 30 dí­as a cum­pli­men­tar­se des­de el mo­men­to en el que sea cap­tu­ra­do, pe­ro des­de di­ciem­bre no hay pis­tas so­bre su pa­ra­de­ro. Se sa­be que el hom­bre vi­vió has­ta prin­ci­pios de ene­ro en el ba­rrio Lom­ba Gran­de de No­vo Ham­bur­go, don­de en sep­tiem­bre fue­ron ha­lla­dos los cuer­pos des­cuar­ti­za­dos y que apa­ren­te­men­te tra­ba­ja­ba pa­ra dos de los em­pre­sa­rios in­mo­bi­lia­rios que pa­ga­ron 25.000 re­a­les pa­ra re­a­li­zar el ri­tual sa­tá­ni­co en el tem­plo de Sil­vio “El Bru­jo” Fer­nan­des Ro­drí­gues, de­te­ni­do des­de di­ciem­bre.

Sin pe­di­dos for­ma­les

Fren­te a es­te pa­no­ra­ma, des­de el con­su­la­do ar­gen­ti­no en Por­to Ale­gre se mos­tra­ron cau­tos y ex­pre­sa­ron que “to­da­vía no hay nin­gún pe­di­do for­mal pa­ra ini­ciar una in­ves­ti­ga­ción en Ar­gen­ti­na o li­brar pe­di­do de cap­tu­ra pa­ra el sos­pe­cho­so”.
En tan­to des­de la Po­li­cía de Co­rrien­tes co­mo de Mi­sio­nes in­di­ca­ron que to­ma­ron co­no­ci­mien­to del ca­so a tra­vés de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y no ha­bí­an re­ci­bi­do nin­gún pe­di­do for­mal pa­ra co­la­bo­rar en la in­ves­ti­ga­ción, a pe­sar del cons­tan­te con­tac­to que man­tie­nen las uni­da­des de la zo­na cos­te­ra al río Uru­guay con sus pa­res del ve­ci­no pa­ís.

El he­cho

El ca­so co­men­zó a ser in­ves­ti­ga­do el 4 de sep­tiem­bre, cuan­do ve­ci­nos del ba­rrio Lom­ba Gran­de de No­vo Ham­bur­go en­con­tra­ron res­tos hu­ma­nos den­tro de bol­sas y ca­jas de car­tón arro­ja­das en un ma­to­rral. La Po­li­cía re­vi­só el pe­rí­me­tro y ter­mi­nó dan­do con otro ca­dá­ver.
Los uni­for­ma­dos te­jie­ron co­mo pri­me­ra hi­pó­te­sis un cri­men ma­fio­so o un ajus­te nar­co, pe­ro los dí­as pa­sa­ron y to­do cam­bió. Na­die re­cla­mó por los ni­ños ase­si­na­dos y eso lla­mó la aten­ción de los pes­qui­sas.
Pos­te­rior­men­te se lle­gó a la pis­ta del tem­plo sa­tá­ni­co y re­cién en di­ciem­bre se de­tu­vo al “Bru­jo”, a dos de sus se­gui­do­res y al hi­jo de uno de ellos.
En la in­ves­ti­ga­ción hay tres su­je­tos que per­ma­ne­cen pró­fu­gos, en­tre ellos el ar­gen­ti­no.
Se cree que los ni­ños fue­ron de­ca­pi­ta­dos por me­dio de tor­ni­que­tes y que du­ran­te el ri­tual los asis­ten­tes in­clu­so prac­ti­ca­ron ca­ni­ba­lis­mo con las víc­ti­mas.


Cronología de la historia de terror

El en­cuen­tro de dos ca­dá­ve­res des­cuar­ti­za­dos en No­vo Ham­bur­go, en sep­tiem­bre del año pa­sa­do, fue só­lo el co­mien­zo de una his­to­ria con va­rios ca­pí­tu­los.
El 4 de sep­tiem­bre de 2017: dos cuer­pos fue­ron en­con­tra­dos des­mem­bra­dos den­tro de bol­sas plás­ti­cas y ca­jas de car­tón en el ba­rrio Lom­ba Gran­de.
Los res­tos mor­ta­les es­ta­ban al bor­de de una ca­rre­te­ra, cer­ca de un ma­to­rral. La Bri­ga­da Mi­li­tar fue has­ta el lu­gar. Las ca­be­zas no fue­ron ha­lla­das.
El 7 de sep­tiem­bre de 2017: con la in­for­ma­ción del Ins­ti­tu­to Ge­ne­ral de Pe­ri­cias (IGP), la po­li­cía des­cu­bre que los res­tos eran de dos ni­ños, un va­rón de en­tre 8 y 9 años, y una ni­ña de en­tre 10 y 12 años.
El 28 de sep­tiem­bre de 2017: el re­sul­ta­do del exa­men de ADN en los cuer­pos re­ve­ló que las víc­ti­mas eran her­ma­nos, hi­jos de la mis­ma mu­jer, pe­ro de pa­dres di­fe­ren­tes.
4 de oc­tu­bre de 2017: la po­li­cía su­po­ne que la ma­dre de los dos ni­ños ase­si­na­dos tam­bién es­ta­ría muer­ta.
La sos­pe­cha se fun­da en el he­cho de que nin­gún fa­mi­liar in­for­mó de la fal­ta de los me­no­res.
En esa eta­pa in­ves­ti­ga­ti­va los in­ves­ti­ga­do­res ya sos­pe­cha­ban que el cri­men po­drí­an te­ner re­la­ción con un ri­tual de ma­gia, de­bi­do a la pre­sen­cia de al­co­hol en uno de los cuer­pos.
El 27 de di­ciem­bre de 2017: Se arres­tó al lí­der de un tem­plo sa­tá­ni­co y a dos de sus se­gui­do­res en un si­tio de la re­gión me­tro­po­li­ta­na de Por­to Ale­gre.
El 3 de ene­ro de 2018: la po­li­cía ci­vil di­vul­gó la de­ten­ción de las tres per­so­nas y de­ta­lles del ca­so que in­ves­ti­gan, aun­que sin ma­yo­res de­ta­lles por­que aún con­ti­núa la bús­que­da de los crá­ne­os de las víc­ti­mas.
El 8 de ene­ro de 2018: pi­die­ron ha­be­as cor­pus pa­ra “el bru­jo”. La de­fen­sa de Síl­vio Ro­dri­gues Fer­nan­des, de 44 años, so­li­ci­tó un ha­be­as cor­pus y que la pri­sión sea con­ver­ti­da a pre­ven­ti­va. Si­tua­ción que aún no fue de­fi­ni­da.
La abo­ga­da De­ni­se Dal Mo­lin Pe­lliz­zo­ni ale­ga más de un mo­ti­vo pa­ra pe­dir la li­ber­tad de su clien­te. En­tre ellos, un su­pues­to “a­bu­so re­li­gio­so” del de­le­ga­do Mo­a­cir Fer­mi­no, an­tes in­clu­so de las de­cla­ra­cio­nes po­lé­mi­cas a la pren­sa ci­tan­do “re­ve­la­ción di­vi­na”.
En el ex­pe­dien­te, ella tam­bién re­cla­ma que los abo­ga­dos de la de­fen­sa no tu­vie­ron ac­ce­so a los au­tos de la in­ves­ti­ga­ción.
La Po­li­cía Ci­vil sos­tie­ne que po­see evi­den­cia pe­ri­cial y tes­ti­gos, y que la cre­en­cia del de­le­ga­do no per­ju­di­có la in­ves­ti­ga­ción. El juez que de­ter­mi­nó la de­ten­ción pre­ven­ti­va tam­bién elo­gió el es­cru­ta­do po­li­cial, di­cien­do que hay prue­bas con­cre­tas.

Fuente: Diario Época

NOTICIAS RELACIONADAS
• Amplían la búsqueda del argentino por el crimen de niños en ritual satánico
Búsqueda Avanzada

16 de octubre - SOLIDARIA 1

Eva Duarte 1309 // (03775) 423045